Exprimiendo una semana en Nueva York con niños

Exprimiendo una semana en Nueva York con niños

14 Comentarios

Al fin hemos podido cumplir otro sueño viajero en familia. Aunque los mayores ya habíamos visitado la gran manzana antes, sin duda redescubrir Nueva York con niños ha sido lo más.

Nos hemos dado un buen tute y ningún día bajó de los 14 km, hasta el máximo de 20. Nuestro itinerario aproximado ( faltarán algunas cosas) fue el que sigue. Lo mismo notas alguna ausencia tipo ¿y el MOMA? pues como ya lo habíamos visto preferimos conocer otras cosas que además fuesen del interés de toda la familia, ya que el viaje es para el disfrute de todos.

De los puntos más extensos haremos post individuales porque si no éste sería eterno, que ya bastante lo va a ser.

Are you ready?

Día 1

Como nos suele pasar empezamos el día muy temprano desayunando en el hotel a tope que nos iba a hacer falta mucha energía. En principio salvo las entradas para el baloncesto que si llevábamos reservadas la idea era un poco ir por libre pero ahora verás la paliza que nos dimos.

Flatiron

El Flatiron es uno de los edificios más emblemáticos de Nueva York y entorno a él se desarrolla el Flatiron District. Este mítico edificio, apodado así por su forma de plancha de vapor ( flat-iron) fue el primer rascacielos de la ciudad y sigue impresionando a pesar de que lo pillamos en obras de restauración. Y de paso ya tenemos uno de los hitos del pasaporte lúdico de Nueva York.

Nueva York con niños
El Flatiron

Union Square (green market)

Siguiendo en dirección sur, llegamos a Union Square, donde se encuentra un mercado al aire libre de productos ecológicos de todo tipo. Además como acababa de salir el sol, el ambientillo iba creciendo. Ya sea para comprar algo o para disfrutar un rato de la plaza, recomendamos hacer una paradita.

Nolita

Con esa costumbre tan neoyorkina de renombrar barrios haciendo acrónimos, Nolita es ni más ni menos que North Little Italy , esa parte al norte del famoso barrio italiano se puso hace ya años de moda y sigue en pleno apogeo. Aunque no hay monumentos especialmente relevantes es un lugar agradable para pasear o tomar un café en alguno de sus pintorescos locales.

A nosotros nos llamó la atención el bonito Puck Building: un edificio inscrito como un Hito Histórico Neoyorquino en la Comisión para la Preservación de Monumentos Históricos de Nueva York. Y si, sobre la fachada del edificio están representadas dos figuras doradas del personaje de Shakespeare, Puck.

Fachada del edificio. Sobre la puerta se ve la figura de Puck en dorado.
Entrada principal al Puck Building

Little Italy

Y ya estamos en el barrio italiano por excelencia, aunque ya es más la fama que realmente un «reducto italiano» como otros que si pueden encontrarse en Brooklyn por ejemplo. Aún así esta parte de Manhattan sigue teniendo su encanto con sus fachadas tricolores y algún negocio italiano.

Nueva York con niños
Bienvenidos a Little Italy

China Town

Este barrio de orígenes chinos (aunque también haya coreanos, tailandeses…) tiene una parte bulliciosa llena de tiendas y tráfico caótico y otra más tranquila, con parques y ancianos que practican tai chi. No es un barrio especialmente bonito (a diferencia del barrio chino de San Francisco) aunque si curioso por sus negocios ( y si quieres comida auténtica ese es el lugar).

Perfecto para encontrar souvenirs baratos y también muchas imitaciones de las que dan el pego (hasta catálogo de bolsos). Nosotros elegimos uno de sus parques para descansar un poco.

Civic center

Es el barrio de Lower Manhattan donde se encuentran el Ayuntamiento de Nueva York y otros edificios gubernamentales, ya te darás cuenta por la cantidad de policía y barreras. La zona te puede sonar de algunas series como Ley y Orden.

Edificio tipo griego, juzgado
Corte suprema del estado de Nueva York

Brooklyn bridge

Y ya estando aquí, lo que a primera hora de la mañana nos parecía imposible lo hicimos, llegar andando hasta el Puente de Brooklyn porque hacía un día de lujo, con un sol que nos acompañó durante el resto del día y no esperábamos de acuerdo con la predicción del tiempo.

El Puente de Brooklyn es sin duda uno de los lugares míticos de NY, de esos que si o si entran en cualquier lista de imprescindibles de la ciudad. Inaugurado en 1883, en su día fue el puente colgante más grande del mundo. Mide 1825 m de largo que puedes recorrer a pie en ambos sentidos con tranquilidad desde que el carril bici pasa por debajo en vez de compartir el espacio peatonal.

Partido NBA Barclays Center

El Barclays center es el hogar del equipo de baloncesto de los Brooklyn Nets. Las otras veces que hemos viajado a EEUU no era temporada de NBA así que esta vez nos íbamos a quitar la espinita.

Y es que aunque no seas un fanático del deporte, ir a un partido es toda una experiencia, el ambientazo, los juegos, las animadoras, todo es una pasada, aunque estés en la última fila del gallinero como nosotros (las entradas cuestan un ojo de la cara).

Día 2

Madrugando como siempre y con las agujetas del día anterior hoy el día está repleto con dos visitas que nos hacen mucha ilusión.

Intrepid Sea-Air-Space Museum

El Intrepid Sea-Air-Space Museum está situado en el muelle 86, en el West Side de Manhattan.

En el museo se muestra el portaaviones USS Intrepid (CV-11), un veterano y famoso barco de la Segunda Guerra Mundial, y más tarde, también en la Guerra del Vietnam.

Actualmente este buque ha sido convertido en un museo naval flotante de historia y tecnología. Pero además en su cubierta encontrarás una colección de aviones de combate, podrás internarte en sus entrañas de portaviones y disfrutar de un espacio dedicado a experimentar con todo tipo de elementos marinos y aéreos en el que todo se puede tocar.

Pero la joya de la corona, al menos para nosotros, además de esta zona fue poder ver el transbordador Enterprise ya retirado de la vida útil ,el primer transbordador espacial de la NASA.

Y todo esto lo contamos en un post dedicado en exclusiva al Intrepid Sea-Air-Space Museum.

El portaviones Intrepid

Museo de historia natural

Para unos dinofans como nosotros, esta visita era imprescindible. Pero ojo, no solo se exponen dinosaurios, la colección del Museo de Historia Natural está compuesta por más de 35 millones de objetos y está considerada la más amplia del mundo. Así que debería ser uno de tus imprescindibles si vas a viajar a Nueva York con niños o sin ellos. Nosotros lo hemos visitado de ambas formas y aún volveríamos de nuevo.

Además de la colección no te pierdas su planetario (si eres fan de Friends, te traerá muchos recuerdos.)

Tienes toda la info sobre el Museo en este post de manera detallada.

Este os da la bienvenida, pero dentro hay muchos más

Times square

Y para acabar el día, muy reventados tras tanto andar, aterrizamos en Times Square, pero no sería la última vez en el viaje ya que nos pillaba muy cerca del hotel.

En el primer reconocimiento y a pesar del jaleo por las muchas obras que hay, vimos que no había cambiado mucho: el cowboy desnudo, los anuncios y ofertas de musicales, las tiendas sorprendentes…

el cowboy desnudo y su guitarra
Un elemento mítico más en la ciudad

Y volviendo al hotel, en algo que ya sería costumbre casi diaria, dimos las buenas noches al Empire State, sin duda uno de los rascacielos más míticos de Nueva York, si no el que más y cuya silueta nos ha acompañado en la mayoría de visitas a la city.

Empire State

Día 3

Coney Island

Ir a Coney Island en este viaje era uno de nuestros «must». No es de los lugares más visitados por los turistas pero teníamos ganas de conocerlo por su recorrido histórico y porque estos sitios que destilan la nostalgia de grandeza en tiempos pasados nos encanta.

Coney Island se sitúa en una península al sur de Brooklyn, se llega en metro sin problema. Nosotros nos bajamos una parada antes para pasear por Brighton Beach, un curioso barrio de emigrantes ucranianos y rusos, que se conoce como la «pequeña Odesa». Allí hasta los carteles están en cirílico.

Nueva York con niños
Negocios típicos de la zona

Paseando llegas por fin a la playa, si, hay playa en Nueva York! aunque el tiempo no acompañaba mucho. Y justo enfrente el parque de atracciones que hemos visto reflejado en series y películas. Que si tienes pensado visitar Nueva York con niños es ideal pero es que si no, también.

El parque realmente se divide en dos, el Luna Park y el Deno’s Wonder Wheel Amusement Park. En ninguno hay que pagar entrada para entrar, se paga por atracción mediante tarjeta recargable o pulsera. Así que si simplemente quieres ir a dar una vuelta, es totalmente gratuito.

En el mismo paseo marítimo encontrarás restaurantes tan míticos como Nathan´s o algunas tiendas playeras.

Grand central terminal

De vuelta a Manhattan, nos vamos hacia una de las estaciones más conocidas del mundo. Este monumento histórico de fama universal no es solo un nodo de transporte, es además un destacado núcleo de compras, restauración y cultura.

El techo abovedado del impresionante vestíbulo principal presume de un mural pintado en pan de oro de las 12 constelaciones del Zodíaco, además de 2500 estrellas (59 de ellas con puntos de luz led).El reloj, como el resto de relojes de la estación, está sincronizado con el reloj atómico del Observatorio Naval de los Estados Unidos en Bethesda (Maryland).

Nueva York con niños
Detalle de la bóveda y el reloj

¿Sabías que la llamada Whispering Gallery o galería de los susurros es un ejemplo de arcos de cerámica rebajados introducido por un arquitecto español? Pues si, la idea de Rafael Guastavino era crear un fenómeno acústico que te permitiese escuchar los susurros de otra persona desde la columna opuesta, comprueba si lo consiguió.

Shopping: NBA, Yankees y Astro Gallery of Gems

Rematamos la tarde (y el kilometraje) visitando la tienda oficial de la NBA, la de los Yankees y una muy curiosa que no suele aparecer en las guías pero que a una familia como la nuestra le encantó, la Astro Gallery of Gems. Para que os hagáis a la idea os dejamos unas fotos.

Día 4

Encaramos un nuevo día en el que tenemos entradas para dos sitios y varias visitas más en la recámara.

Rise in New York

Definir este lugar es un poco complicado, mitad exposición, mitad atracción y ¡todo diversión! Situado muy cerca de Times Square abrió sus puertas hace poco y ya se ha convertido en un imprescindible del que os hablamos en este post sobre Rise In NY en profundidad.

Además de aprender de la historia de Nueva York, pasear por los escenarios de sus series más famosas, idolatrar a sus músicos más ilustres…el punto final es una atracción con la que sobrevolaréis literalmente la ciudad.

M&M´s world

Aprovechando que estábamos por Times Square y aún no se había formado cola, aprovechamos para ir a la tienda de m&m´s. Compres algo o no (aunque es difícil salir sin al menos una bolsita para picotear), la tienda es divertida de visitar y un clásico en NY. Dos plantas repletas de todo lo imaginable de la marca.

Bryant park

Sin duda uno de los lugares preferidos por los vecinos y los turistas. Pasar un rato al sol en Bryant Park es uno de esos momentos del viaje para parar y reposar todo lo que estás viviendo. Aprovecha a sentarte en alguna de sus sillas gratuitas diseminadas por el parque y disfrutar del momento.

En invierno montan una pista de hielo y en primavera-verano hay actuaciones, conciertos…es un lugar lleno de vida. También puedes tomar algún café de sus quioscos.

Bryant park con biblioteca al fondo

Biblioteca Pública de Nueva York

Uno de los edificios públicos más visitados. Habíamos sacado previamente entradas (gratuitas) para la exposición Treasures en la que disfrutamos de objetos históricos como el escritorio de Charles Dickens o la primera edición de Alicia en el Pais de las Maravillas.

El edificio es una maravilla por dentro aunque ahora no dejan visitar las salas de lectura como cuando fuimos hace años, aún así merece la pena que vayas. Fun fact: si eres fan de Sexo en NY, aquí es donde Carrie «celebró» su boda fallida.

Catedral de Saint Patrick

La Catedral de San Patricio de Nueva York (St Patrick’s Cathedral) es la catedral católica con estilo neogótico más grande de América del Norte. Está dedicada al Patrón de Irlanda.

Central park

¿Quién no conoce Central Park? Este parque urbano público tiene forma rectangular y dimensiones aproximadas de 4000 x 800 m, y aunque es enorme es una quinta parte de la Casa de Campo en Madrid. Inmortalizado en cientos de películas y series, tiene rincones que incluso sin haberlo visitado conoces: el monumento a John Lennon, la figura de Alicia en el Pais de las Maravillas, el embarcadero, el castillo Belvedere e incluso un zoo (aunque nosotros no somos partidarios y no entramos a verlo).

Puedes recorrerlo a pie, en bici o en calesa (nos pasa como lo del zoo, no nos gustan estas cosas) pero piensa en dedicarle bastante tiempo si lo quieres ver entero, lo ideal si acompaña el tiempo es que aproveches para comer aquí cogiendo algo de los puestos de la entrada o comida que hayas traído. Existe un puesto de información donde te proporcionan un plano e información.

Macy´s flower show

Los famosos almacenes Macy´s cuando llega la primavera cubren toda su fachada de flores, pero no solo eso, en su interior también abundan los adornos florales. Lo montan durante dos semanas y tuvimos la suerte de coincidir. En el interior de Macy´s encontraréis también el piano gigante de la película Big que antes estaba en la tienda Fao Schwarz.

Día 5

El objetivo principal del día es la Estatua de la Libertad y la zona de Wall Street, pero vimos muchas más cosas.

Tienda Harry Potter

No esperábamos encontrarnos una tienda tan espectacular del universo Harry Potter y con la suerte que acababan de abrir y pudimos disfrutarla antes de que se llenara (que no tardó mucho). Si os gusta no podéis perdérosla porque aunque no entre en vuestros planes comprar nada es muy original y llena de detalles. 935 Broadway.

Washington Square

Esta plaza/parque , construida por cierto sobre un antiguo cementerio, está muy cercana a la universidad de Nueva York, por lo que veréis bastantes estudiantes por allí. Poco verde pero algunos monumentos reseñables como el Arco de triunfo bajo el que desfilan los universitarios cuando se graduan.

Nueva York con niños
El arco, que en un principio fue de madera

Soho

El nombre «SoHo» hace referencia a la ubicación geográfica de la zona ya que deriva de la contracción de «South of Houston Street» («Al sur de la calle Houston»). Una de las zonas más conocidas de la ciudad, tanto por sus edificios como por ser zona de moda durante años lo que derivó en una gentrificación y subida de precios generalizada.

Disfrutarás simplemente paseando por sus calles, admirando sus edificios de pasado industrial o con algunas muestras de arte urbano.

Grafitii de una estatua de la libertad muy colorida y con aires mexicanos.
Grafitti del famoso artista Kobra.

Wall Street

Trinity Church

Entre todo el ajetreo de Wall Street nos encontramos esta iglesia anglicana de estilo neogótico con su cementerio. Se puede hacer visita guiada gratuitamente.

el cementerio en la parte trasera de la iglesia
El contraste de las lápidas y los brillantes rascacielos

WTC World Trade Center

Tristemente famoso por el atentado de las Torres Gemelas, el WTC ahora presenta un perfil bastante diferente. En el lugar de las torres se extienden dos «piscinas» conmemorativas en cuyos bordes se encuentran los nombres de todas las víctimas. El día del cumpleaños, se les pone una flor, es bastante sobrecogedor. Además existe un museo memorial en torno a ese día.

Además hay un nuevo Centro de Transportes, proyecto diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava y por supuesto la conocida como Freedom Tower construida tras los atentados, además del resto de edificios del recinto.

Toro de Wall Street

Otro símbolo de la zona de negocios por excelencia. El toro es una escultura de bronce que pesa 3200 kg creada por Arturo Di Modica. Si quieres hacerte una foto ya puedes armarte de paciencia y hacer la cola.

Ferry a Staten Island – Estatua de la libertad

Ir a Battery Park y coger el ferry a Staten Island es la forma más barata de ver a la Estatua de la Libertad. El billete es gratuito y solo tendrás que esperar en la estación y embarcar cuando llegue el ferry e igual en el de retorno. En el ferry puedes subir a cubierta o mantenerte dentro si el tiempo no acompaña o si la navegación no es lo tuyo. Las mejores vistas de la estatua se obtienen a la vuelta, cuando se vuelve a Manhattan pero si el día es bueno, en ambos sentidos tendrás muy buenas vistas del skyline. Si lo que quieres es visitar la isla y subir a la estatua, lo mejor es que reserves una excursión a la isla de la estatua de la Libertad y a Ellis Island.

OE Staten Island

Llegamos a Staten Island a la hora de comer, así que decidimos dar una vuelta por este centro comercial, comer y descansar un poco y volver en el ferry. Se trata de un outlet de marcas muy reconocidas, de hecho había gente que había ido expresamente de compras. La zona de restauración aún no está montada, así que nos tomamos unos perritos en uno de los patios del complejo.

El sitio está lleno de rincones cuquis para hacerse fotos y si te interesan las prendas de marca es un buen momento para aprovechar y hacer unas compras.

Nueva York con niños
Las sillas tulipán, todo un éxito

Día 6

Summit One Vanderbilt

Llegó el momento de subirse a un mirador, algo que en cualquier viaje a Nueva York parece imprescindible. Hay tantos por elegir que te costará un dolor de cabeza. En nuestro viaje anterior subimos al Empire State y al Top of the Rock, así que esta vez nos decantamos por el más nuevo.

Subir al Summit es toda una experiencia porque no se han limitado al espectáculo que ya de por si proporciona su altura, además han ideado espacios en los que la luz, los reflejos etc…crean ilusiones muy chulas y por supuesto el escenario perfecto para tus fotos más inolvidables con fondos como el Empire o el Chrysler. Si visitáis Nueva York con niños, sin duda lo vemos uno de los miradores que les puede llamar más la atención y más divertido para ellos ( aunque en la sala de los globos muchos adultos sacaron a su niño interior).

Fao Schwarz

FAO Schwarz es una marca y tienda de juguetes estadounidense. Es conocida por sus juguetes de alta gama, animales de peluche de tamaño real, experiencias interactivas y juego. El típico sitio para disfrute de todos, que cerró su mítica tienda en la 5ª avenida pero ahora está en el Rockefeller center.

Rockefeller center

El complejo del Rockefeller además de inmenso es de lo más variado: pista de patinaje, edificios famososo como el Top of the Rock o el Radio City, sedes de empresas de entretenimiento como la NBC, tiendas como FAO o American Doll…

Si vas en Navidad, además de disfrutar de la pista de hielo no te pierdas el espectáculo de las rockettes .

Radio City Music Hall

Hershey´s y Disney

De vuelta a Times Square, aprovechamos para los últimos momentos de shopping (más bien de looking porque ya no da el bolsillo para más jajaja). La tienda de chocolates Hershey´s, una tentación en todas las formas y tamaños de chocolate y la tienda de Disney, con todo el paraíso de personajes incluyendo a los últimos de Encanto.

Hasta aquí el itinerario/resumen en el que nos hemos dejado muchos momentos y rincones pero hemos querido centrarnos en lo más principal.

Iremos ampliando informaciones pero no dudes en dejarnos cualquier duda o sugerencia en comentarios, estamos deseando saber opiniones.



14 pensamientos sobre “Exprimiendo una semana en Nueva York con niños”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sonia Morejón.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a https://livire.es/ que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


error

¿Te ha gustado un plan? Compártelo