Decía Mafalda que todo lo bueno de la vida despeina. Viajar, también.

Cueva de Nerja en familia, un tesoro subterráneo

Cueva de Nerja en familia, un tesoro subterráneo

0 Comentarios

Una parada muy especial en estas vacaciones ha sido para visitar la Cueva de Nerja en familia. Teníamos muchas ganas de que las conociesen porque además de que les interesa mucho el tema estalactitas, estalagmitas y pinturas rupestres, yo guardaba un gran recuerdo de cuando las visité de pequeña y quería que el resto de la familia las conociese.

Cómo se descubrió la Cueva de Nerja

Era 12 de enero de 1959 cuando 5 muchachos (Francisco Navas Montesinos, José Luís Barbero de Miguel, José Torres Cárdenas y los hermanos Manuel y Miguel Muñoz Zorrilla) forzaron el paso a un angosto túnel que se abría en una de las paredes de la pequeña cueva que solían frecuentar, alcanzaron una gran sala, hasta entonces desconocida, hoy denominada Sala de la Cascada o del Ballet. El hallazgo de varios esqueletos humanos depositados en el suelo, de la que hoy se conoce como Sala de los Fantasmas les llevó a pensar que se trataba de otros jóvenes que habían entrado a la cueva antes que ellos pero que no habían conseguido encontrar la salida.

Imaginad el susto y como correrían… Así, regresaron a la superficie y, de vuelta a casa, comunicaron la noticia de su descubrimiento. Al principio nadie los creía, pero los jóvenes consiguieron convencer a 2 de sus maestros, Carlos Saura y Manoli Mora, para que les acompañaran a la cueva cuatro días más tarde, y fueron éstos quienes dieron fe de la veracidad del hallazgo.

Cueva de Nerja en familia
Entrada original a la cueva con las imágenes de los descubridores

Conociendo la Cueva de Nerja en familia

La cueva cuenta con unos 750 metros de longitud, medidos a lo largo de su eje mayor y un desnivel de unos 68 metros, 37 metros por encima del nivel de referencia, situado en el suelo de la entrada, y 31 metros por debajo del mismo. Con 4.823 metros, es una de las cuevas de mayor desarrollo topográfico de Andalucía.

¿Cómo se formó?

A través de un proceso geológico denominado karstificación: el agua de lluvia disuelve dióxido de carbono (CO2) del suelo y de la atmósfera, y se convierte así en un agua “ácida, agresiva”, que va disolviendo las rocas a medida que se infiltra por sus grietas y fracturas. Para que comience el proceso de karstificación, debe existir en la rocas una red de fisuras interconectadas lo suficientemente densa como para que el agua pueda moverse por ellas. Se calcula que el proceso comenzó hace más de cinco millones de años.

El agua de infiltración disuelve el dióxido de carbono de la atmósfera y del suelo, convirtiéndose así en un agua “ácida” que va ensanchando las grietas y fracturas por las que circula, ensanchándolas y originando diferentes tipos de conductos y huecos. Una vez que las fisuras de la roca alcanzan un diámetro de 5 – 15 mm, la velocidad de circulación del agua a través de la roca aumenta rápidamente y la disolución se incrementa, al entrar más agua por las fisuras. De esta manera se crean las curiosas formaciones que podemos disfrutar en la Cueva de Nerja en familia.

cueva de nerja en familia
Formaciones de la cueva

Sus salas y galerías, de grandes dimensiones, ocupan un volumen de unos 300.000 m3 y una superficie de 35.000 m2. En la cavidad se diferencian dos sectores:
•Sector habilitado al turismo o Galerías Turísticas (106.285 m3 de volumen y 9.371 m2 de superficie)
•Sector no habilitado y no visitable, que conforman las denominadas Galerías Altas y Galerías Nuevas.

Las galerías turísticas

Las Galerías Turísticas comprenden las salas visitables de Vestíbulo, Belén, Cascada o Ballet, Fantasmas y Cataclismo, además de otros espacios no abiertos al público: como son las salas de Oficina o del Oso, Torca y Mina.

La Sala del Belén se comunica por su izquierda con otro salón, el del Colmillo del Elefante. Desde aquí se desciende hasta desembocar en una balconada que denomina a su derecha, la Sala de la Cascada o del Ballet, donde tienen lugar festivales de danza.

Por un ancho pasadizo se pasa a la Sala de los Fantasmas y a la izquierda hay varios pasos bajo un conjunto de rocas que llegan hasta la Sala del Cataclismo, la mayor de la Cueva. En el centro emerge una inmensa columna de 45 metros de altura, 20 de diámetro y 64 metros de perímetro, incluida en el Libro de los Guinness como la mayor columna del mundo.

Al fondo de esta sala, se puede ver una luz roja que es la única comunicación variable con las galerías altas o nuevas, en las que se encuentran varias salas equivalentes a siete veces el tamaño de las salas visitables.

Las galerías Altas y Nuevas

En esta zona se encuentran las salas de Columnas de Hércules e Inmensidad forman las Galerías Altas, así llamadas por el imponente escarpe que hay que salvar para llegar a la única conexión practicable entre ellas y el sector turístico, conocida con el nombre de Luz Roja. Sin embargo, las salas de las Galerías Altas se sitúan a una altura similar a la del sector turístico ya que el desarrollo de la cueva es prácticamente horizontal.

Las Galerías Nuevas comprenden la Sala de Lanza, la espectacular Galería de los Niveles y la Sala de la Montaña. Esta última conecta con una pequeña cavidad cercana, conocida como Cueva Pintada. Aunque la conexión no permite el acceso a las personas, juega un papel fundamental en la ventilación natural de la Cueva de Nerja y, por tanto, en su conservación.

Las pinturas rupestres

En la cueva de Nerja hay numerosas muestras de arte rupestre, pero para lograr su preservación no son visitables.

El arte rupestre de la Cueva de Nerja pertenece a la época del Paleolítico Superior, de cazadores, recolectores y pescadores y la Prehistoria Reciente, marcada por el desarrollo de la ganadería y la agricultura. Las últimas investigaciones arqueológicas han permitido detectar nuevas figuras paleolíticas pintadas, junto con restos arqueológicos de la frecuentación prehistórica de la cueva, indicios de tránsito e iluminación.

Cueva de Nerja en familia
fuente: Cueva de Nerja

Una reproducción de estas pinturas se puede contemplar en el Museo de Nerja cuya visita va incluida con la entrada a la cueva.

Datos útiles para la visita

Acceso

La cueva de Nerja se encuentra en el término municipal de Maro. Se llega por la N340 o la A7 , ambas indicadas.

También existe un “cueva tren”, típico trenecito turístico que hace varias paradas en Nerja y sube hasta la cueva.

Las entradas se adquieren con antelación en la web oficial de la cueva de Nerja y hay varias posibilidades: solo visita, visita + tren, visita nocturna, visita + comida…

Existe parking amplio y vigilado en el exterior del recinto, cuesta 2 euros que se abonan al salir.

Normativa y recomendaciones


Es obligatorio el uso de mascarilla en el interior. No se puede comer ni beber en el interior de la cueva.

Se prohibe la entrada en chanclas y se recomienda llevar calzado con suela antideslizante, aunque la cueva está muy bien acondicionada no deja de ser un cueva con sus humedades correspondientes. No hace frío así que no es necesario ropa extra.

Las entradas van asociadas a una hora en la que hay que presentarse en la cola correspondiente para entrar. No tiene sentido ir mucho antes ( y menos si hace calor) porque vais a entrar igual con el grupo asignado. Así que podéis aprovechar para ir a tomar algo al restaurante que tiene unas vistas preciosas o fisgotear en la tienda de souvenirs.

En las colas y por el recinto hay personal de la Cueva que os contestarán a cualquier duda que surja.

En el recinto también hay varios lugares que nos acercan a la historia del descubrimiento.

Homenaje a los descubridores

No se puede acceder con carritos de bebe ni sillas de ruedas. Los niños menores de 6 años tienen permitida la entrada pero deben ir constantemente vigilados y de la mano por seguridad. Hay unos 400 escalones en el recorrido, por lo que debéis valorar la edad y el aguante de los peques.

No es necesario llevar linternas ni similar, la audioguía va incluida en la entrada dado que de momento se han suspendido las visitas guiadas.

Se pueden hacer fotos sin flash (de ahí la calidad un poco regular de las fotos del post) y sin trípode, palo selfie etc.

Comida: se puede comer en el restaurante de las instalaciones o en la zona de pic nic habilitada. También hay un parque infantil (actualmente cerrado). Hay baños y cambiadores, así como zonas de sombra.

Y por último : DISFRUTAD, es una experiencia inolvidable para vivir en familia.

selfie de los cuatro en la oscuridad de la cueva

*Nuestro agradecimiento a la Cueva de Nerja por permitirnos disfrutar de esta experiencia y la elaboración de este post.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Sonia Morejón.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a https://livire.es/ que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.