Decía Mafalda que todo lo bueno de la vida despeina. Viajar, también.

Visita a Daroca, tierra de frontera

Visita a Daroca, tierra de frontera

0 Comentarios

Tras nuestra visita al Monasterio de Piedra seguimos la andadura por tierras aragonesas, esta vez en dirección a Daroca, la tierra fronteriza y una de las más bellas de Zaragoza.

Localización e historia


Daroca se sitúa en el sureste de la provincia de Zaragoza, muy próxima a la provincia de Teruel.

La ciudad se halla en la ribera del río Jiloca, río que abre un valle que divide las mesetas del Campo de Romanos al noreste y la sierra de Santa Cruz al sudoeste. Se encuentra entre los 700 y 800 metros de altitud, a ambos lados del valle se extienden páramos donde se cultiva la vid y el cereal.

Daroca se sitúa a  83 kilómetros de Zaragoza, 98 de Teruel y 38 de Calatayud. Desde ellas se llega a través de la Autovía Mudéjar que une Zaragoza con Teruel y el Levante.Desde la zona de Madrid hay que seguir la autopista A2 hasta el desvío de Calatayud.


¿Por qué Daroca es considerada ciudad? El rey de Aragón don Pedro IV, conocido como el Ceremonioso, premió a los darocenses por la enconada defensa que protagonizaron al abrigo de las poderosas murallas. Atrincherados tras sus almenas y merlones, los darocenses fueron los únicos aragoneses de todas las ciudades de la frontera con Castilla que rechazaron al potente ejército castellano que Pedro I, llamado el Cruel, lanzó contra Aragón entre 1361 y 1363. Así que en recompensa les ofreció el título de ciudad.

“EN ATENCIÓN A LOS MUCHOS MÉRITOS… ORDENO QUE LA VILLA DE DAROCA SEA LLAMADA CIUDAD Y VOSOTROS POR TANTO CIUDADANOS Y TODA VUESTRA DESCENDENCIA PARA SIEMPRE“

rey de Aragón don Pedro IV

Qué ver en Daroca


Como en la mayoría de pueblos, lo ideal es conocer Daroca a pie, porque aparte de sus monumentos tiene un casco antiguo encantador. En nuestro caso llegamos en plenas celebraciones del Corpus (su fiesta mayor) y encima se nos puso a llover pero aún así pudimos disfrutar de algunos de sus imprescindibles:

Basílica parroquial de Santa María de los Corporales:

Que una población del tamaño de Daroca cuente con una Basílica no deja de ser un dato curioso muy relacionado con el nombre de la misma. Desde que llegamos a Daroca, no dejamos de encontrar referencia a “los corporales” y creemos necesario una breve explicación del tema. Los corporales hacen referencia al famoso milagro de “los Corporales” –el paño con las seis hostias ensangrentadas halladas según la tradición en 1239 en el reino de Valencia y depositadas en Daroca– fue uno de los principales motivos de atracción de peregrinos, que desde el siglo XIV al menos han acudido el día del Corpus a la iglesia colegial de Santa María, donde todavía se guardan.

En este enlace podéis leer la historia completa. La Basílica  primitiva fue románica, pero se amplió y remodeló en repetidas ocasiones durante la época gótica.
La iglesia actual se hizo entre 1585 y 1592, según trazas renacentistas, pero con tradición gótica y fue su constructor Juan Marrón. Es una iglesia de tipo de salón, de tres naves con capillas entre los contrafuertes y cabecera con coro.  El coro y órgano pertenecen a la antigua iglesia y son obra del siglo XV. Este órgano está considerado como de los mejores de España.

Del edificio románico -posiblemente construido sobre la Mezquita Mayor de Daroca una vez reconquistada la ciudad por Alfonso I en 1120- sólo se conserva el ábside orientado hacia el este, una ventana del crucero y la moldura con ajedrezado del primitivo lado del Evangelio. Su cabecera corresponde con la actual capilla de los Corporales.

Daroca
Basílica
Basílica de Santa María de los Corporales


Iglesia de San Juan

Asentada muy probablemente sobre una de las antiguas mezquitas de la ciudad musulmana, su construcción se inició a mediados del siglo XIIAl interior se conservan, decorando todo el ábside, pinturas al fresco que datan del siglo XIV. Representan a San Juan, titular de la iglesia, en el centro, mientras que a los lados se muestran diferentes escenas de su vida

Daroca
El tercer fresco románico más grande de Aragón


Comenzada en estilo tardo-románico y terminada en su mayor parte en un gótico primitivo, se comenzó a edificar a mediados del siglo XII, aunque las obras importantes se prolongaron hasta el siglo XV. La mayoría de la fábrica que hoy se conserva corresponde a finales del siglo XII y XIII. El interior aún conserva el “retablo mural”, pintado al temple, que representa la Coronación de la Virgen como motivo central y dispuestos en varios registros, decorados con zig zag de recuerdo románico y que aparecen en la misma portada del templo,

Iglesia de Santo Domingo

Se inició a mitad del siglo XII, pero al igual que los templos de San Miguel y San Juan las obras quedaron interrumpidas y su proceso formativo fue lento. Se edificó junto a la muralla musulmana con un planteamiento muy similar al resto de las iglesias románicas de la ciudad. Actualmente la iglesia acoge numerosos retablos y piezas de arte que proceden del gran número de templos darocenses derribados.

Vista de parte de la iglesia de Santo Domingo

Puerta Alta y Puerta Baja

En el extremo este de la calle Mayor, la puerta Alta es una de las principales vías de acceso a la ciudad. El portal fue construido en piedra a principios del siglo XVI y hasta principios de este siglo conservó la puerta de madera.

La Puerta Baja es una de las entradas monumentales más imponentes de todo el país. Dispone de enormes torreones a los lados de un amplísimo arco y que tiene sentido para dar salida a las aguas de las tormentas .

La Puerta fue en origen, quizás en el siglo XIII, un simple arco defendido por una torre. En el siglo XIV se modificó la entrada.

Puerta baja de Daroca
Puerta Baja

Otros puntos de interés

Debido al mal tiempo no pudimos subir al Castillo Mayor, otro de los atractivos de Daroca. El castillo de Daroca, antigua alcazaba musulmana, constituye la principal fortificación del recinto defensivo de la ciudad. La parte central está ocupada por una construcción de planta rectangular, muy alterada, con torreones de planta cuadrangular acusados en planta y aparejo en mampostería. En las excavaciones arqueológicas que se vienen realizando en esta zona han aparecido una gran cantidad de materiales del siglo XI, muchos de ellos fragmentos de yeserías musulmanas.

Además es interesante incluir en la visita casas y palacios como la Casa de los Soportales, la Casa del Diablo, el Palacio de los Luna o el de los Gil de Bernabé entre otros. También algunos conventos como el de los Trinitarios.

Existen también el Museo de los Corporales o el de la Pastelería de Manuel Segura, os podéis informar en la oficina de Turismo para visitarlos.

Datos prácticos para la visita

Al llegar, lo más recomendable es comenzar visitando la Oficina de Turismo, situada en la calle Mayor, donde os informaran tanto de horarios como de las visitas guiadas. Si vais con peques podéis pedir el juego de pistas que tienen preparado para hacer de la visita un juego más emocionante.

Los peques siguiendo el juego de pistas

La accesibilidad es dispar dependiendo del monumento, algunas cuestas son un poco complicadas para la visita de personas con movilidad reducida. El castillo presenta zonas de difícil acceso y es recomendable visitarlo con calzado con buena suela para evitar resbalones.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Sonia Morejón.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a https://livire.es/ que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.