5 monasterios españoles que querrás conocer

5 monasterios españoles que querrás conocer

Esta pequeña selección de monasterios españoles se basa en nuestras experiencias personales, ya que cómo sabéis nos gusta hablar de aquellos lugares que conocemos en primera persona.

Los monasterios son lugares que, independientemente de las creencias de cada uno, están envueltos en historia, leyendas, piratas y en algunos casos incluso te puedes alojar durante un tiempo para disfrutar la experiencia al 100%.

Monasterio de Sta. María de la Santa Espina (Valladolid)

Comenzamos por un monasterio del que tengo varios recuerdos de mi infancia.

El Monasterio de La Santa Espina fue mandado construir por doña Sancha de Castilla, hermana de Alfonso VII el Emperador, en el año 1147. Esta infanta obtuvo por mediación del Rey francés, Luis el Joven, una espina de la corona de Jesucristo custodiada en el Monasterio de San Dionís, y que posteriormente regaló a este Monasterio, de ahí su nombre de Real Monasterio de Santa María de La Santa Espina.

Como ha pasado en tantos otros monasterios, éste se construyó en diferentes épocas y sufrió varias reformas. Al monasterio se accede por un arco de triunfo del s. XVI. La fachada de la iglesia y sus dos torres son de mediados del s. XVII, de la Escuela de Ventura Rodríguez.

Ya en el interior, resaltan los dos claustros, el claustro de la hospedería y el claustro regular, ambos del s. XVII. En la pared del claustro regular sobresalen unos lucillos que en su día sirvieron de enterramiento y abundantes marcas de cantero.

Monasterio de la Santa Espina 【 Visita - Historia - Horarios 】
Parte del claustro
Sala Capitular Monasterio de La Santa Espina
Sala capitular del monasterio. Autor:  M.Castano


La sala capitular, es de finales del s. XII. En ella destaca la sencillez propia del cister.

De la misma época son la sacristía y la biblioteca claustral. A la entrada de la sala de los trabajos, actual salón de actos de la Escuela de Capacitación Agraria, están el calefactorium y el locutorio.
En la capilla mayor, se conjugan los estilos gótico y renacentista.

El Monasterio ha sobrevivido a los momentos de adversidad: el incendio de 1731 que destruyó la biblioteca y gran parte del edificio, y del que pudieron salvarse la reliquia de La Santa Espina y el libro de Tumbo.

La invasión francesa, y la desamortización de Mendizábal, que ocasionó la salida definitiva de los monjes en el año 1835.

En 1865 adquirió el monasterio el Marqués de Valderas. Gracias a la iniciativa de su viuda, Doña Susana de Montes y Bayón, el Monasterio pasó a ser un centro de enseñanza agrícola el más antiguo de España, público y en el que se impartía enseñanza primaria y más tarde agrícola.

En la actualidad sigue siendo un centro de formación profesional vinculado a la agricultura y la ganadería.

Este Monasterio está declarado Bien de Interés Cultural desde el año 1931.

Monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos)

Seguro que varios de nuestros lectores recordaréis aquel momento peculiar en que los monjes de este monasterio fueron número uno en las listas de ventas. Ahora vamos a conocer un poco su “casa”.

En un documento del año 954, que se conserva en el archivo monástico, aparece nombrado por primera vez el Monasterio de San Sebastián de Silos.

Por lo que se refiere a su aspecto exterior, en sus edificios monasteriales, Silos se compone de dos monasterios yuxtapuestos, en torno a dos claustros: el medieval y el moderno o clásico-barroco; con la iglesia al Norte, y la gran ala Sur, o zona habitacional, con las celdas de los monjes. Esta parte sufrió un incendio en 1970, y se redujo a cenizas.

Durante los años 1971-1972 se acometió la restauración de la zona devastada por el fuego, dejando el monasterio prácticamente como se puede ver en la actualidad.

El claustro románico de Silos, es y ha sido siempre el centro de la vida de la comunidad monástica. Hacia él convergen y de él parten los otros edificios del monasterio y todas las actividades del monje: al Norte la iglesia, donde se ora en común o en privado;

Al Este se encontraba en la Edad Media la sala capitular, que servía para las reuniones de la comunidad, y el scriptorium, donde se copiaban con paciencia y arte los manuscritos silenses; en el Sur se hallaban la cocina y el comedor, en el primer nivel, y el dormitorio en el segundo; al Oeste estaba la hospedería, también de dos pisos.

Monasterio Santo Domingo de Silos -
Botica del Monasterio de Silos

El claustro es el lugar a propósito para la contemplación “física”, para pasear y para descansar. Por eso, el claustro, además de centro convergente por su ubicación en el monasterio, tenía que ser bello y podemos admirar que efectivamente lo es.

claustro monasterio silos

Monasterio de Valvanera (La Rioja)

Ya os hablamos en nuestro post sobre la Rioja con niños de este lugar que nos cautivó por su entorno y porque fue la primera vez que nos alojábamos en un monasterio. Y no podía faltar en esta selección de monasterios españoles.

Un paisaje, el del acceso y contornos empinado que parece querer ocultar y reservar el “remanso de paz” que reina en el Valle estrecho poblado de bosques. Los montes casi verticales que rodean al monasterio cuentan con con cimas de más mil metros, entre ellos el famoso Pancrudo.

Hoy, municipio de Anguiano, comarca de Nájera, provincia de La Rioja. Pero en otros tiempos justo pasaba la línea fronteriza entre Castilla y Navarra.

La ermita del Santo Cristo, recuerdo en neoclásico sencillo del primer oratorio que Nuño y Domingo levantaron a la lmagen recién encontrada.

Cinco monasterios españoles que querrás conocer
La ermita

La iglesia, gótica del segundo período, esbelta, proporcionada «una catedral en pequeño», es por lo menos la tercera. Hubo antes otra románica, que restauró Alfonso VI en 1.092. De ella queda el ángulo inferior de la actual y la torre. Y antes, otra, que seguramente sería visigótica.

La única pieza de valor es reciente: la corona de oro y pedrería que el pueblo riojano regaló a su Virgen el día de la coronación.

A los lados de la iglesia una antigua hospedería renacentista y vistosa recientemente restaurada y el edificio monacal, restauración casi total sobre un esqueleto del siglo XVII, sin arte alguno pero que no desentona con el resto.

Y más allá, todo paisaje: el paisaje es uno de los elementos constitutivos de Valvanera.

El monasterio y su entorno

Monasterio de Yuste (Cáceres)

Este monasterio jerónimo había sido fundado en 1408-1414 bajo el patrocinio del Infante Don Fernando, hermano de Enrique III. Uno de sus claustros es gótico y el otro renacentista, contemporáneo de la iglesia construida en 1508-1525.

Claustro del Monasterio de Yuste

El “Cuarto Real” fue construido por Gaspar de Vega en 1554-55 según las instrucciones del Emperador.

Destaca su sencillez y la lógica distribución para un retiro religioso, situado junto al altar de la iglesia bajo el cual el emperador pidió ser sepultado, y de donde Felipe II ordenó trasladar los restos de su padre al Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Al pie de las ventanas del emperador se extiende la huerta, con amplio estanque que servía tanto para el riego como para que el retirado monarca pescase.

El Monasterio de San Jerónimo de Yuste se integró en Patrimonio Nacional en 2004.

Monasterio de San Juan (Pontevedra)

El monasterio de San Juan de Poio puede considerarse como el comienzo de una ruta excepcional que, partiendo de Pontevedra, nos lleva a la maravilla del valle del Salnés y, a continuación, al contorno de la ría de Arosa.

Situado a unos cuatro kilómetros de la capital, bordeando la ría de su mismo nombre, al avanzar por la carretera, nos encontramos con enclaves turísticos como Combarro, Raxó, Sanxenxo, Portonovo, A Toxa, O Grove etc.

Conjunto monumental en el que se puede apreciar, además de las fachadas de la iglesia y del monasterio, el edificio del concello y una casa solariega que bordean una explanada con árboles que rematan el espectáculo desde la cual se contempla una panorámica de la Ría de Pontevedra, en la que adopta papel estelar la isla de Tambo, antiguo eremitorio vinculado al monasterio, quedando en el recuerdo San Fructuoso y los monjes ermitaños, los ataques de la piratería, especialmente del corsario Drake y el derrumbamiento de la pequeña capilla dedicada a la Virgen María.

Vista desde el claustro del monasterio de Poio
Claustro del Monasterio

Esperamos que hayáis disfrutado de este pequeño recopilatorio y nos encantaría contar con vuestras recomendaciones “monacales” para ampliar la lista de monasterios españoles que conocemos.

Puntúa el post

5 / 5. 3



11 pensamientos sobre “5 monasterios españoles que querrás conocer”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.