Decía Mafalda que todo lo bueno de la vida despeina. Viajar, también.

Visita al Museo Naval de Madrid

Visita al Museo Naval de Madrid

6 Comentarios

El Museo Naval de Madrid ha reabierto sus puertas tras una profunda reforma en sus instalaciones. Un museo desconocido, incluso por muchos madrileños, a pesar de encontrarse en el Paseo del Prado entre el Museo del Prado y el Museo Nacional de Arqueología.

Qué ver en el Museo Naval de Madrid

Esto es algo que nos preguntamos y que pudimos resolver en la visita. En el museo se ve de “todo”. Desde obras representando marinos famosos, maquetas de barcos, instrumentación náutica, cartularios…

Para estructurar un poco la visita, el Museo propone esta clasificación:

Unidades cronológicas

  • La mar en la génesis de España. Siglos XIII al XV
  • La era de los descubrimientos. Siglos XV y XVI
  • Donde nunca se pone el sol. Siglos XVI y XVII
  • La creación de la Real Armada. Siglo XVIII
  • El fin de un imperio. Siglo XIX
  • La recuperación de la Armada. Siglos XX y XXI


Espacios monográficos

  • Bienvenida al Museo Naval
  • La edad de oro de la construcción naval en España. Siglo XVIII
  • La defensa de las rutas marítimas comerciales. Siglos XVI y XVII
  • La construcción naval en la era del vapor. 1833-1931
  • La vuelta a los mares del mundo
Interior del museo, paneles explicativos

Recorridos temáticos

Esta propuesta de recorrido es una de las novedades tras la reforma del Museo Naval. Compuesto por siete itinerarios transversales que pretenden facilitar la comprensión de la evolución de ciertos aspectos a lo largo de la historia.

  • Ocho siglos de historia: propone un recorrido por los principales episodios de la historia naval española.
  • Marinos ilustres: se detiene en la figura de los marinos más destacados de cada época.
  • Construcción naval: analiza la evolución de las formas y técnicas constructivas.
  • Del arte de marear a la ciencia de navegar: plantea un recorrido por los avances científicos que propiciaron el conocimiento de los mares y el desarrollo de la navegación.
  • Armamento naval: pone el foco en la evolución del armamento a lo largo de las distintas épocas.
  • La evolución de la Armada: recorre los momentos más destacados de la historia de la Armada como institución.
  • Intercambios culturales: pone en relación las colecciones reunidas por la Armada procedentes de los contactos con otras culturas.

En nuestro caso podemos decir que hicimos una mezcla entre los itinerarios transversales y los espacios monográficos por dos razones principales. La primera, la edad de nuestros niños, seguir un recorrido puramente histórico cuando aún no tienen muy claros los distintos períodos podía ser un poco frustrante para todos. Por otra parte, a pesar del control de aforo, había momentos con demasiadas personas en una estancia determinada, con lo cual “desordenamos” un poco la visita para evitar agobios.

Lo que más nos gustó

En un lugar en el que hay tanto y tanto que ver y aprender, siempre hay piezas que llaman más la atención a unos o a otros en función de los intereses.

La cartografía naval e instrumentación

Por supuesto habéis adivinado, estos objetos hicieron mis delicias como buena geógrafa. No solo hay portulanos históricos, globos terráqueos preciosos y todo tipo de instrumentos incluyendo algunos que no había visto nunca, si no también piezas muy curiosas como globos terráqueos de faltriquera, vamos para llevar a mano en un bolso. La colección incluye más de 660 piezas como compases, astrolabios, sextantes o cronómetros de marina.

Y piezas únicas como la famosa carta universal de Juan de la Cosa, realizada en 1500, cuya importancia estriba en ser la primera representación cartográfica de América.

Museo Naval de Madrid
Algunos instrumentos de navegación y globos terráqueos

Construcción marina militar y civil

Si bien nos gustó a todos, los peques alucinaron con las maquetas de los barcos.

La coleccción está formada por maquetas de arsenales, modelos de máquinas y motores, herramientas, pertrechos marineros y, sobre todo, modelos de buques al servicio de la Marina, desde el siglo XVI hasta la actualidad.

Una buena parte de esta colección se debe a la Real Orden promulgada en 1853 por la que se estableció la obligación de remitir al Museo Naval un modelo de todo buque que se construyese para la Armada.

La parte civil está formada por modelos de marina mercante, de pesca y deportiva, en su mayoría realizados en el siglo XIX. Representan pequeñas embarcaciones de cabotaje, pesca fluvial y transporte de pasajeros, fundamentalmente de la península Ibérica, pero también en las antiguas colonias.

También están presentes reproducciones de modelos de la antigua navegación mediterránea, y de las naves empleadas en el descubrimiento, entre ellas los modelos de las reconstrucciones de las carabelas “Pinta”, “Niña” y la nao “Santa María”.

Armas y Artillería

Hay un buen muestrario también de artillería, armas blancas y armas de fuego. Incluyendo algunas tan “bestias” como éstas

torpedos

Recreación de camarotes

En el Museo Naval tienes la oportunidad de “visitar” dos camarotes (de mando) completamente amueblados y satisfacer esa vena cotilla que todos tenemos.

Además de todo esto hay una importante colección pictórica, escultórica y de artes gráficas con temáticas variadas relacionadas con el mar, desde retratos a batallas pasando por marinas o grabados.

Otra importante colección es la de objetos traídos de las múltiples expediciones de la Armada Española de lugares como Filipinas, Pacífico, Asia…

No es lo que más les cautivó pero alguno si llamó su atención

Consejos prácticos para la visita

Como siempre desde que empezó el Covid 19: no acudir con síntomas, utilizar mascarillas higiénicas, usar gel hidroalcoholico y mantener distancias de seguridad.

El Museo Naval de Madrid es grande pero aún así se ha reducido el aforo y esto hace que se formen colas de espera, para evitarlo mejor acudir entre semana a ser posible.

El horario es de martes a domingo de 10:00 a 19:00 h. La entrada es gratuita aunque se puede dejar una voluntad de 3 euros por adulto para ayudar al mantenimiento del lugar.

No hay consignas actualmente ( salvo de paraguas) así que intentad no llevar bultos grandes.

Accesibilidad

El museo está adaptado para personas con movilidad reducida en la mayoría de los espacios. Dispone de ascensor que comunica la entrada con las salas del museo. Los pulsadores de los ascensores están señalizados en braille.

Dispone de baño adaptado en la zona de acceso y cuenta con una silla de ruedas para préstamo en taquilla. No se dispone de personal de acompañamiento.

Las plazas de aparcamiento público reservadas para vehículos adaptados más próximas al museo están en la calle Montalbán, 9, y calle Alfonso XI, 8 y 10.

Se permite el acceso de perros guía acompañando a personas con problemas de visión al museo.

No se facilitan planos en mano pero lo podéis descargar en esta página o escanear el código QR que se encuentra en las taquillas.

En el museo hay multitud de vitrinas con contenido delicado, esto quiere decir que mejor extremar precauciones con los peques o nosotros mismos.

Se puede hacer fotos sin flash ni palo selfie etc…

Y por último, el Museo Naval se encuentra en el edificio del Cuartel General de la Armada. Como toda instalación militar, está sometido a unos determinados protocolos de seguridad que deben seguirse en todo momento.

Esperamos que os haya gustado esta visita, a nosotros nos ha sorprendido y pensamos repetir para ver algunas cosas “más despacio”.



6 pensamientos sobre “Visita al Museo Naval de Madrid”

  • ¡Hola!
    ¡Qué interesante! Como bien dices, el Museo Naval de Madrid es desconocido para muchos madrileños… ¡yo no sabía de su existencia! Y menos que estuviera tan cerquita del Museo del Prado. Gracias por mostrárnoslo en este artículo, desde luego me apunto la idea de visitarlo la próxima vez que vaya a Madrid. Seguro que dada la historia naval de España hay un montón de cosas interesantes que ver. Las maquetas de los barcos parecen impresionantes, así que no me perderé esa sección. ¿Cuánto tiempo recomendáis dedicar a la visita del museo naval de Madrid?
    ¡Saludos!

  • Será porque hemos nacido en Málaga y el mar es algo sin lo que no sabemos vivir, pero cada vez que vamos de viaje, acabamos visitando algún acuario o museo náutico. Hasta ahora, dos de los museos temáticos que más nos han gustado han sido el Museo Marítimo del Cantábrico de Santander y el Museo de la Marina en Washington. 🙂

    Este de Madrid no lo conocíamos y eso que hemos estado en varios museos de l Paseo del Prado… Así que ya tenemos apuntada la visita al Museo Naval de Madrid para la próxima vez que vayamos a la capital. 😉

    ¿Cuánto tiempo habría que dedicarle para verlo “sin prisa pero sin pausa”?

    Saludos.

  • Estuve dos veces en Madrid, las dos veces fui al Prado pero no sabía del Museo Naval. El mundo naval y marino no llama mucho mi atención, pero según cuentas en el Museo Naval de Madrid puedes ver de todo y la verdad que los itinerarios que se han creado son interesantes y te hacen ver el mundo naval desde diferentes perspectivas.
    Apuntado el museo naval para lamproxima vez que vuelva a Madrid, espero pronto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sonia Morejón.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  https://livire.es/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.