Qué ver en Narbona, el gran sitio de Occitania

Qué ver en Narbona, el gran sitio de Occitania

2 Comentarios

Situada en el sur de Francia, a tan solo una hora de la frontera española, Narbona ( Narbonne en francés) se ha convertido en un destino emergente gracias a la mejora de las comunicaciones, sin embargo no pienses que es una «ciudad nueva», su rico pasado atestigua el paso de mucha historia por sus calles.

Qué ver en Narbona

Para recorrer y conocer Narbona ciudad te bastará un día o día y medio, aunque en los alrededores tienes una amplia oferta para completar el viaje durante más días.

Via domitia

Justo en el centro de la ciudad nos encontramos con uno de los primeros vestigios del pasado romano de Narbona (Narbo Mauritius).

Debido a las obras de peatonalización, hace unos años salió a la superficie un tramo de la Vía Domitia, que unía Italia y España.

Este trozo de más de 2000 años es ahora lugar de juego y esparcimiento de niños y mayores.

Qué ver en Narbona
Por la noche es lugar de reunión y juego

Horreum romano

Estas galerías subterráneas del siglo I antes de nuestra era están formadas por pasillos que conectan estrechas habitaciones. En su origen se cree que pertenecían a eran a un conjunto desaparecido, probablemente un mercado o un almacén público (Horreum en latín).

Los muros, muy bien conservados, muestran el conocimiento arquitectónico y el saber hacer de los romanos.

Durante siglos permanecieron ocultos o utilizados como cavas privadas por los vecinos de la localidad.

Horreum : conjunto de ánforas
Se conservan numerosos restos

Canal de la Robine

El Canal de la Robine atraviesa Narbona y en cierta manera vertebra la manera de vivir de la ciudad. En sus márgenes más céntricos se encuentran la mayoría de restaurantes de la ciudad. En el buen tiempo se organizan catas, conciertos y picnics en sus orillas.

También puedes alquilar una bicicleta para recorrerlo (unos 16 km) o una barca (no hace falta carné de navegación), pero atento a los horarios y días de descanso.

Uno de sus puentes, Le Pont des Marchands, tiene la particularidad de ser uno de los puentes más raros construidos y aún habitados en Francia, lo que le proporciona cierta similitud con el Ponte Vecchio.

Atardecer en el Canal de la Robine
A la izquierda tarde estival con música y puestos de degustación.
Al fondo Pont des Merchands

Palacio de los arzobispos- Ayuntamiento

El Palacio de los Arzobispos destaca por varias razones. Las torres que lo coronan son su característica principal: el Torreón Gilles Aycelin – de finales del s. XIII y principios del s. XIV –, la Torre San Marcial – cuya entrada tiene un áncora que simboliza los derechos feudales del arzobispo sobre la navegación por el litoral – y la Torre Madeleine del s. XIII – que incluye un antiguo palacio de origen románico y uno nuevo de estilo gótico, construido entre los s. XII y XIII –.
Desde el s. XIX el palacio acoge el ayuntamiento, el Museo de Arte y el Museo Arqueológico, además de la Catedral de San Justo y San Pastor.

Catedral de Saint Just et Saint Pastor

Habrá diferentes opiniones pero para nosotros es la joya de la ciudad. ¡Y eso sin estar acabada!

Reemplazando una iglesia del siglo IV y de un estilo gótico radiante, la construcción de la Catedral de San Justo y San Pastor fue iniciada en 1272 y finalizada en 1355 con la invasión del príncipe Negro, pero nunca llegó a ser terminada.
Visible desde los pueblos de alrededor, sus 41 metros la convierten en la tercera catedral más alta de Francia.

Unas pequeñas escaleras al lado de la sacristía conducen a la sala del Tesoro, con tapices y diversas reliquias. La pieza más destacada es «La Creación», un tapiz flamenco de finales del s. XV tejido en seda y oro.

El claustro comunica con los jardines del Palacio de los Arzobispos, formando un complejo monumental impresionante.

Place du Forum

En esta plaza se hallaba antiguamente el Forum Romano dominado por el gran templo capitolino, hoy en día desaparecidos. En la entrada de la plaza nos encontraremos con la loba capitolina amamantrando a Rómulo y Remo.

Un buen lugar para parar y tomar un café por la mañana.

Narbona en un día
Entrada a la Plaza bajo el arco con la loba capitolina

Mercado les Halles

Nombrado el más bonito de Francia en este 2022, no es muy grande pero si muy concurrido y completo. Lleno de puestos en los que comprar y comer si lo deseas (y si encuentras sitio, claro) todas las especialidades de la región. Solo abre por las mañanas, así que ¡apuntadlo!

Si queréis ver algo curioso pasad por el puesto de Chez Bebelle, lo reconoceréis por su megáfono.

Puerta principal del mercado
Para amantes del buen comer y beber

Iglesia de Notre Dame de Lamourgueir

Antiguamente, formaba parte de un convento, del que solo se conserva esta iglesia gótica , situada al lado del Mercado Les Halles. Hasta 2018 albergó la colección de diversos bloques inscritos o esculpidos, estelas, columnas y sarcófagos extraídos de las murallas de Narbona. Ahora dicha colección está en el museo Narbo Vía.

Vista de la Iglesia

Église de Saint Sebastien

Según la tradición, la iglesia se alza en el solar de la casa natal del santo. De estilo gótico flamígero, en el s. XVII se le añadió un convento y un claustro de carmelitas. Hoy, el conjunto en torno al claustro ha sido rehabilitado y acoge viviendas privadas.

Nos gustaría contarte algo del interior pero nos cerraron la puerta justo en la cara porque ya era hora de cerrar, así que estad atentos a los horarios.

Extra: Abadía de Frontfroide

Si viajas en coche y vas a pasar más de un día, merece la pena que te acerques a la abadía de Fontfroide. Está a 14 km al sudoeste de Narbona, fundada como benedictina en el siglo XI por el vizconde de Narbona y convertida a cisterciense en 1145.

La iglesia es del siglo XII mientras que el claustro es del siglo XIII. Tiene una rosaleda con 2.500 rosales. Se pueden concertar visitas guiadas.

Comer y dormir

Narbona no es una ciudad excesivamente grande con lo que la oferta hotelera es bastante limitada.

Nosotros nos alojamos en un sitio muy especial:

Un convento transformado en hotel cercano a la estación de trenes (ya que llegamos en ese medio de transporte) y con aparcamiento privado por si vienes en coche. La habitación familiar era muy amplia y contaba con cocina, aire acondicionado y ducha hidromasaje. Por las mañanas se puede subir a la torre de la antigua iglesia que aún siguen restaurando y disfrutar de las maravillosas vistas de la ciudad.

Vista de los tejados y torres de iglesias
Al fondo la Catedral

Para comer no tendrás mucho problema, hay mucha oferta, a ambos márgenes del río hay todo tipo de establecimientos de comida francesa, italiana, asiática…y también callejeando por la ciudad.

Nosotros comimos en La Bella Napoli, Le Rive Gauche y Le Mirabeau ( un sitio para comer galletes). Los precios son del estilo de otras capitales europeas ( incluyendo Madrid y Barcelona) con una excepción: la bebida. Las bebidas son mucho más caras aunque la botella de agua siempre es gratis, ahí ya decides tú.

Aunque nosotros no fuimos, el sitio más famoso es Les Grands Buffets, el buffet libre más grande de Europa y del que se hablan maravillas.

Otra opción si no hace mucho calor o mucho frío es coger algo de comida del mercado y aprovechar las riberas del canal para comer estupendamente.

Galletes y servicio de cena
Bon appétit

*Agradecemos a Renfe SNCF habernos facilitado los billetes para esta aventura francesa, sin duda haber viajado en tren de alta velocidad nos ha resultado muy cómodo y rápido.



2 pensamientos sobre “Qué ver en Narbona, el gran sitio de Occitania”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sonia Morejón.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a https://livire.es/ que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


error

¿Te ha gustado un plan? Compártelo